RESTAURANTE TOKS VERACRUZ | PROYECTOS | Legorreta Arquitectos
RESTAURANTE TOKS VERACRUZ

Categoría: Comerciales
Región: México
Año: 2016
Ubicación: VERACRUZ, VERACRUZ, MÉXICO
M2 Construcción: 1,458 m2
M2 Terreno: 1,024 m2
Áreas Involucradas: Arquitectura, Diseño de Interiores, Remodelación

Colaboradores:
LEGORRETA®
Víctor Legorreta
Miguel Almaraz
Adriana Ciklik
Carlos Vargas
Miguel Alatriste
Daniel Reyes
Raymundo Aguilar
Roberto Espinoza
Miguel Ángel Roldán
Roberto López
Lourdes del Val
María Fernanda Cobos
Andrea Pilgram

Arquitectos Asociados:
Adriana Barrera

Consultores:

Consultor Restauración: Arq. Rodrigo Remolina Anzures (LARES… Lugar + Arquitectura + Restauración) 
Diseño Estructural: SG Ingenieros
Proyecto de Iluminación: Luz En Arquitectura S.C.

Fotógrafo:

Lucía Cervantes
Daniel Reyes
Roberto López


La edificación donde se desarrolla este proyecto está ubicada en el Centro Histórico de la Ciudad de Veracruz. El área se encuentra ocupada en su totalidad por la nave principal del templo que conformaba el Ex Convento de Santo Domingo, construcción que data del siglo XVII. Este Convento fue uno de los más antiguos que se estableció en Veracruz con la llegada de los Dominicos, su construcción inició en 1624 y concluyó en 1651. Posteriormente con las Leyes de Reforma promulgadas por el Presidente Benito Juárez, el conjunto fue vendido a particulares, y fue en 1857 cuando se fundó un almacén denominado “Casa Zaldo Hermanos”, que estuvo en operación por más de 40 años. En la primera década del Siglo XX, se construyó un edificio sobre su fachada principal y atrio, quedando sólo la fachada lateral desde donde se puede apreciar una cúpula de media naranja. Esta edificación posteriormente fue utilizada durante mucho tiempo como bodega y estacionamiento. Por esta razón se construyeron una serie de estructuras de concreto en prácticamente toda la periferia interior del edificio anexando columnas y trabes ancladas a la estructura original del Templo. El proceso para llevar a cabo la transformación de este edificio implicó la incorporación de un equipo de restauradores, cuyo trabajo de investigación en sitio aportó información valiosa para la toma de decisiones dentro del proceso de diseño del proyecto. También esto permitió el descubrimiento de elementos arquitectónicos, particularmente algunas ventanas en fachada, las cuales se encontraban ocultos o tapidos en su totalidad; así como varios elementos de pintura mural en los interiores, muy poco característicos en esta zona geográfica. Para llevar a cabo los trabajos de restauración, hubo una colaboración cercana con el Centro INAH de Veracruz, aportando una serie de requerimientos específicos para poder incorporar la infraestructura necesaria para su nueva función como restaurante, lo que llevó a idear algunas soluciones muy particulares como el desarrollo de una estructura cuya función es ser la circulación vertical para unir todos los niveles; o un relleno general en toda la planta general del restaurante para ahí sembrar todas las instalaciones necesarias como aire acondicionado, iluminación, instalación hidráulica, etc., con el fin de no perforar o modificar de manera permanente la estructura original del edificio. La selección de materiales empleados fue determinada por varios factores, donde se tomaron en cuenta las características climatológicas del lugar, su resistencia y uso para su función como restaurante, así como una correlación con los antecedentes históricos y uso primario del edificio. Para el área de todo el Piso de Ventas se usó un mármol Santo Tomás en dos acabados distintos, a manera de tapete y cenefas, retomando el uso de este material en edificaciones religiosas de la época distribuidas en la parte central del país; elementos de carpintería como puertas, ventanas, celosías y muebles en madera de teka, resistentes a las condiciones de Veracruz, con un diseño más contemporáneo, pero al mismo tiempo respetuoso del edificio, al no contar con ningún antecedente histórico de su forma y diseño original. El aplanado en muros interiores se hizo con un acabado enlucido; y en muros exteriores se hizo la pintura a la cal apagada en un color cálido, seleccionado y aprobado dentro de los requerimientos del INAH. Para el restaurante se conservaron algunas de las estructuras de concreto, con el objetivo de reutilizarlas como complemento de las zonas de servicio ubicadas en planta baja; las estructuras encontradas en la nave principal se demolieron, y es ahí donde se ubica la zona del Piso de Ventas. El proyecto consiste en un restaurante y todas las áreas de servicios distribuidas en 2 niveles principales. En Planta Baja se encuentra el Piso de Ventas que incluye el acceso y vestíbulo del restaurante, así como las zonas que ocupan las mesas, sillas, gabinetes y estaciones de servicio del restaurante. En esta planta se encuentran también todas las áreas de servicio, a las que se accede directamente de la calle, así como la cocina, que cuenta con conexión directa hacia el Piso de Ventas.



NOTICIAS RELACIONADAS